Manaslu3
Share Button

Si te gusta la aventura y los desafíos no dejes de seguir la expedición de Gabriel Guillar, que partió con el objetivo de alcanzar la cima del Monte Manaslu, en Nepal. Con 8.163 metros de altura, se posiciona como la octava montaña más alta del mundo y forma parte del grupo de los “ochomiles”, como se designa a las catorce montañas que superan los 8 kilómetros en vertical.

Tesacom, empresa líder en comunicación satelital, proveyó una terminal Isat Phone 2 de Inmarsat que lo mantendrá comunicado hasta la finalización de esta gran expedición que se estima cerca del 20 de octubre.

El Manaslu tiene cuatro bases, además del campamento al pie de la montaña. El primero se encuentra a 5.200 metros, el segundo a 6.200, el tercero a 6.900 (altura similar al Aconcagua) y el último antes de la cima, a 7.400 metros.

El montañista partió de San Luis el 22 de agosto rumbo a Mendoza. Desde allí voló a Buenos Aires y la tarde del 24 de agosto aterrizó en Katmandú, la capital de Nepal. Dos días después se reunió con el resto del equipo.

El 28 comenzó la aproximación al campamento base con temperaturas de 35 grados en un entorno cargado de humedad y de vegetación selvática. El recorrido de 250 kilómetros duró tres días. El primero en combis y los últimos dos en camionetas cuatro por cuatro ya que al acercarse a las montañas, los caminos se vuelven muy angostos y escarpados. “Los vehículos que venían de frente realmente tenían que hacer malabares para pasar porque a un lado teníamos un precipicio impresionante”, manifestó Guillar.

Cada uno de los viajeros es acompañado por un guía local (sherpa), contratado para tal fin. Temba es el nombre del que viaja junto al puntano, y todos, a su vez, son liderados por Tendi, dueño de una agencia que, hasta el momento, dirigió once expediciones al Everest, montaña más alta del mundo, con 8.848 metros.

La caravana se compuso además de 19 mulas y 10 sherpas porteadores que cargaron a través de desfiladeros y caminos de montaña alrededor de 50 kilos cada uno, para totalizar casi dos toneladas de equipaje, entre equipo de alpinismo, enseres, carpas-comedor, ropa, garrafas y otros elementos.